LA TRADICIONAL PISADA DE LA UVA

EMILIO Y FAMILIA

 

 

 

 

 

LA GENTE JOVEN TOMAN EL RELEVO

PERO CUIDADO CON EL VINO

 

 

 

 

 

 

GUERRA A LA NATURALEZA.

Observo atónito cómo, cada vez que la primavera lo cubre todo de verde y flores, los humanos nos empeñamos en teñirlo de marrones y amarillos a base de usar venenos para acabar con toda esa vida, “tan molesta”, que nos rodea y ensucia nuestros “pulcros espacios”. Herbicidas y otros venenos son usados con impunidad en cunetas, olivares y cada vez más urbanizaciones. Contribuyen al envenenamiento de acuíferos y ríos, esterilizan el suelo y nos envenenan a todos.
Luego ya hablaremos cuando el barro procedente de los yermos campos llegue a nuestras casas, o cuando los niños sufran alergias y enfermedades debidas al daño que esto produce en el sistema inmunológico. Ojalá que en esta estúpida guerra que hemos declarado a la naturaleza salga siempre victoriosa…
LA PRIMAVERA.